1

Ruptura prematura de las membranas

Ruptura prematura de las membranas

La rotura de las membranas se denomina comúnmente «romper la fuente».
Cuando las membranas se rompen, el líquido que hay en su interior y que rodea al feto (líquido amniótico) se expulsa por la vagina.
La cantidad de líquido expulsado varía desde un goteo hasta un chorro.
Tan pronto como las membranas se rompen, se debe acudir al ginecólogo.
Pocos problemas continúan siendo tan controversiales en la obstetricia como el manejo de la ruptura de membranas para ofrecer mejores posibilidades de supervivencia al prematuro.
Por lo general las membranas del saco que contiene el líquido amniótico se rompen durante el trabajo de parto, pero, en algunos casos, en embarazos normales, las membranas se rompen antes del trabajo de parto (rotura prematura).
La rotura prematura, aumenta el riesgo de problemas como:

  • Infección intraamniótica (infección de las membranas que contienen al feto) e infecciones del feto
  • Posición anormal del feto
  • Separación prematura de la placenta (desprendimento de placenta)
  • Una infección uterina puede provocar fiebre, secreción vaginal abundante o con mal olor, o dolor abdominal.

  • Si la rotura prematura da lugar a un parto pretérmino, el recién nacido prematuro presenta un riesgo aumentado de lo siguiente:

  • Problemas pulmonares
  • Hemorragia cerebral
  • Posiblemente la muerte

  • En caso de que presentes dicha situación, La Dra. Fernanda Vera A., podrá ayudarte para realizar un diagnostico adecuado y te ofrecerá el mejor tratamiento para ti y tu bebe.


    Enviar WhatsApp
    Contáctanos

    ¿Necesitas una consulta o agendar una cita?