1

Hiperémesis gravídica

Hiperémesis gravídica

La náusea y vómitos de la gestación son una situación frecuente en la embarazada.
Suelen ser esporádicos, matutinos, y pueden alterar la calidad de vida de la mujer pero SIN repercusión en su estado metabólico.
La náusea comienza con más frecuencia durante el primer mes de embarazo y continúan a lo largo de las semanas 14 a 16.
Las investigaciones sugieren que la náusea y los vómitos durante el embarazo podrían deberse a los efectos de la gonadotropina coriónica humana (GCH).
Las mujeres con náusea matutina grave (hiperémesis gravídica) tienen niveles más altos de GCH que otras embarazadas.
Los objetivos del manejo deben ser:

  • Reducir la náusea y vómitos
  • Evitar el desequilibrio hidroelectrolítico
  • Mejorar la nutrición

  • Consulta a tu ginecóloga si:

  • La náusea del embarazo no mejora, a pesar de intentar con remedios caseros.
  • La náusea y los vómitos continúan más allá de las 14 semanas de embarazo. Esto le sucede a algunas mujeres. En la mayoría de los casos es normal, pero se debe verificar.
  • Vomitas sangre o un material con apariencia de granos de café.
  • Vomitas más de 3 veces al día o no puedes retener ningún alimento sólido o líquido.
  • La orina parece estar muy concentrada y oscura.
  • Tienes una excesiva pérdida de peso.
  • El tratamiento específico debe ser individualizado e incluir medidas generales, terapias con medicamentos específicos, reposición de líquidos y en situaciones graves alimentación parenteral.

  • Te invitamos a visitar a la Dra. Fernanda Vera A., para lograr la mejor atención prenatal y prevenir posibles complicaciones por esta patología.


    Enviar WhatsApp
    Contáctanos

    ¿Necesitas una consulta o agendar una cita?